Dejad crecer a los niños, Promovamos el cambio social!

Pongamosnos en el caso de iniciar una conversación con un adulto responsable:

– ¿Qué es lo que más te gustaba hacer de niño?

Seguro que nos responden:

“¡ Cuandojugabamos en la calle !”

“¡Cuando recorriamos todo el vecindario en bicicleta!”

“Nos quedabamos en la calle hasta que se encendian las farolas”.

Y si les decimos…

– ¿Tu mami estaba contigo?

Bien bien. Ya sabemos la respuesta. No hace falta ni que la digas.

Hasta hace muy poco, se confiaba en los niños para hacer su vida.

La niñez era un espacio separado, casi sagrado, donde los niños probaban cosas, cometían errores, experimentaban la alegría, la soledad, el miedo y el valor, y luego … estaban un rato sin supervisión de los adultos!.

Una infancia independiente puede parecer peligrosa, o incluso absurda hoy, y sin embargo, es algo por lo que debemos luchar.

Una medida de libertad, de confianza, hace que los niños sean ingeniosos. Es algo creativo.  La emoción de sentirse vivo.

Los niños anhelan más libertad. Un estudio muy discutido en el Foro Económico Mundial de Davos descubrió que dos de cada tres niños sienten que están en demasiadas actividades organizadas.

En Let Grow, intentamos hacer que sea fácil y normal volver a dar a los niños algo de esa libertad, y no solo porque sea divertido.

Cuando a los niños se les da un poco de tiempo libre para llenar, descubren sus intereses profundos, intereses que les enseñan compromiso, enfoque y entusiasmo. Son “auto impulsados”.

    La indpendencia es saludable:

    Frente a la plaga de obesidad infantiel, hemos de entender que los niños que juegan solos, no en juegos supervisados, en realidad hacen más ejercicio físico que los niños en actividades organizadas por adultos.


Algunas veces, l
os niños  pueden tener dificultades con algunos aspectos de sus vidas, como la escuela, las relaciones, sienten un gran alivio y alegría cuando se les permite hacer algo por sí mismo que no se califica o mide, o sea el juego libre reduce el estres.


Los niños que hacen sus propios juegos están aprendiendo los principios básicos de la democracia:

¿no les gusta una norma?

Proponen una nueva. Los niños aprenden que no necesitan un padre, un adulto o un abogado.


A los niños no les está yendo bien psicológicamente.
La ansiedad y la depresión han aumentado constantemente durante los últimos cincuenta años, a medida que los niños se sienten cada vez menos a cargo de sus vidas. ¡Niños con ansiedad y depresion! ¿estamos locos?

    "Sin un locus de control interno sientes que eres una víctima de circunstancias y otros poderosos, en lugar de alguien que puede manejar tus propios problemas o lidiar con disputas". - Profesor de Boston College Prof. Peter Gray, cofundador de Let Grow y autor de "Free to Learn"


Los padres y maestros ya saben esto. Las universidades también ven a los estudiantes más estresados ​​y preocupados. La demanda de servicios de salud mental en el campus se está disparando.

Al sobreproteger los sentimientos de nuestros hijos y sus cuerpos, al estar allí para lamentarse de cada golpe en el camino, nuestra sociedad ha enseñado a una generación a sobreestimar el peligro y subestimar su propia capacidad para sobrellevarlo.

La buena noticia es que esto se hizo con las mejores intenciones, lo que significa que una vez que nuestro país comience a analizar dónde nos equivocamos, será posible cambiar el rumbo.

Comencemos como sociedad esta conversación.

Un comentario en “Dejad crecer a los niños, Promovamos el cambio social!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*